23 ene. 2009

EN POSESION DE LA VERDAD



Creo que todos tenemos derecho a saber la verdad, si además es por temas sentimentales aún más derecho , nadie tiene la potestad absoluta de decidir si una información es buena o mala, válida o inválida y por ello ocultarla para no hacer daño a la persona cercana, amigo, familiar, etc , la verdad es real y debe ser conocida, no darla a conocer cuando puede ser relevante para la otra persona es... cruel? Sí, la verdad nos hace libres.
Se oculta para no hacer daño, "ojos que no ven , corazón que no siente", pero hasta que punto debemos o no ocultar? hasta que punto debemos o no decir? hasta donde debemos contar? es difícil decidir cuando es buen momento , nunca lo es, difícil es encontrar las palabras que amortiguen el golpe, fácil es en cambio, mirar hacia otro lado esperando que pase la tormenta, pero... debemos callar y sonreír cómo si nada ocurriera?
Con ese nudo en el estómago que corta la respiración , que sube a la garganta y aumenta las pulsaciones, lo que puede ser no ético para tí, puede sí serlo para otros...
Dónde empieza el cotilleo y dónde acaba la razón de la verdad?
Dónde termina mi espacio y dónde empieza el tuyo?

7 comentarios:

Stanley Kowalski dijo...

Me gustó mucho tu post, reflexivo, son preguntas que nos tendriamos que hacer todos, pues la cosa está demasiado mezclada.

Besos y te espero en mi blog.

PENSADORA dijo...

Cuestión de respeto, diría yo, el decir siempre la verdad y ser quien se es. El no hacerlo coarta la libertad de elegir si lo que vemos o sabemos nos gusta o no.

bueno no me enrollo... ¡pero podría! jejeje

Besicos, guapa!

Laura dijo...

Un temilla peliagudo aunque como Pensadora, me inclino por el respeto, que es la base de todo.
Besos.

El Pez Martillo dijo...

La cosa está no en ocultar o mentir, sino en escoger el momento y la forma adecuada de que cada uno sepa la verdad (sea la que sea, aunque intuyo que las verdades a las que haces referencia son las que duelen, si no no hace falta tanto miramiento), porque entiendo que siempre hemos de saber la verdad.

Salud!

anselmo dijo...

Uy, que tema más peliagudo tocas. Quizás estoy de acuerdo con Pensadora y Laura...pero una cosa tengo clara: mejor ocultar, nunca mentir.

Rebeca dijo...

Es difícil, a veces la sinceridad también esta sobrevalorada. En el caso de informaciones que debería saber alguien porqué de eso depende que viva engañada o no, yo optaría por hablar, y que luego elija.

ELECTRA dijo...

es dificil, verdad, cada caso es diferente en forma e igual en fondo, respeto, sinceridad,tacto y oportunismo, quien sea capaz de reunirlas todas a la vez y no salir perjudicado que tire la primera piedra,
gracias todos por vuestras sinceras opiniones, besos