3 jun. 2010

PERSONAS

A veces nos creemos conocer a las personas, confíamos en ellas, y les damos todo lo que tenemos porque así nos han educado a la gran mayoría, pero cada una es un mundo, al sacar su lado oscuro te das cuenta en realidad del alcance de su dolor, de su insatisfacción, dejan por ello de ser buenas? o simplemente atraviesan un mal momento? No existe un manual sobre cómo adivinarlo, simplemente ocurre, y hay que estar atento; las buenas personas están en todas partes, pero a veces, sin querer , por circunstancias de sus vidas actúan mal, enfadadas con ellas mismas, enfadadas con el mundo en general, es comprensible las presiones de la vida cotidiana son múltiples y al actúar bajo presión, se actúa mal, siempre. Se puede rectificar, es bueno hacerlo, es necesario, para sentirse bien con uno mismo, pero puede ser que el daño ya esté hecho, y , en ese caso es complicado volver a atrás. Pero somos personas , con nuestros fallos y con nuestros logros, y no siempre se puede estar acorde con el resto, no siempre se puede acertar, porque somos tan diferentes unos de otros, y al mismo tiempo tan iguales, con las mismas necesidades afectivas, todo ello motivado por distintos patrones, tantos como personas somos en el mundo, pero al fin y al cabo , con las mismas necesidades básicas, lo que realmente nos diferencia a unas de otras es lo que hayamos vivido por el camino y las ganas que tengamos de ponerle el máximo empeño en mejorar.



No hay comentarios: